Líneas de vida

Las líneas de vida temporales se rigen por la normativa EN795-B, tienen unas características diferentes a las líneas de vida permanentes, tanto de cable como de rail.

Además, cuentan con su propio manual de montaje y de uso, que cambia según el fabricante.

En este vídeo os hablamos de cómo hay que trabajar con seguridad en ellas:

Líneas de vida

Filtros activos

Las líneas de vida temporales son aquellas que están pensadas para un uso esporádico, no para quedarse instaladas de manera indefinida, por ello tienen consideración de EPI, tendrán marcado CE y pueden ser instaladas por el personal que vaya a utilizarlas y no por personal técnico cualificado como ocurre con las líneas de vida permanentes.

Estos dispositivos deben contar con su tarjeta de identificación, que entre otras cosas nos indicará el número máximo de usuarios que puede utilizarlas a la vez. 

Deben ser inspeccionados tal como indica la norma y el fabricante por personal cualificado.

Líneas de vida temporales EN795-B

Al ser un elemento de uso temporal, están regulados bajo la normativa EN795-B, y, por tanto, a la hora de adquirir una línea de vida temporal debemos comprobar que esté fabricada y ensayada bajo está norma.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar una línea de vida temporal

  • Pueden ser para uso horizontal o vertical
  • La instalación la puede realizar el operario o los operarios que la vayan a utilizar
  • Su longitud es limitada
  • No sirve para proteger grandes superficies
  • La distancia entre los anclajes vendrá determinada por el manual del fabricante
  • El número de usuarios máximo al mismo tiempo nos lo indicará el fabricante en su manual
  • El material del que están fabricadas es textil y, por tanto, son menos resistentes y duraderas que las líneas de vida de cable o de rail
  • Tras una caída, el dispositivo no podrá seguir usándose 
  • No debe dejarse instalado indefinidamente
  • Debe ser guardado de manera correcta para evitar daños o deterioros
  • La inspección debe realizarse según lo indicado por el fabricante y por una persona autorizada
  • Tienen fecha de caducidad, esta vendrá indicada en el manual del fabricante

Tipos de Líneas de vida temporales que podemos encontrar

Según la dirección de uso

Existen líneas de vida temporales para uso horizontal y líneas de vida temporales para uso vertical

Según el material

Dependiendo del material con el que esté fabricado la línea de vida podemos clasificarlas en:

  • Líneas de vida temporales textiles, que pueden ser de cinta o de cuerda
  • Líneas de vida temporales de cable

Cómo elegir correctamente nuestra línea de vida temporal

A la hora de comprar una línea de vida temporal, debemos hacernos las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué tareas tengo que realizar en mi día a día?
  2. ¿En qué lugares voy a trabajar?
  3. ¿Cuántos días voy a necesitar la línea de vida?
  4. ¿Qué distancia debo recorrer mientras trabajo en altura?
  5. ¿Cuántos usuarios van a utilizarla a la vez?

Veamos las posibles opciones según las respuestas a las preguntas:

  1. Si mis tareas son en cubierta, moviéndome en horizontal de un lugar a otro, se debe adquirir una línea de vida temporal horizontal, mientras que si las necesito para desplazamientos en el eje vertical, lo más adecuado son las líneas de vida temporales verticales.
  2. Si en mi jornada diaria necesito una línea de vida, y este trabajo se desempeña en diferentes ubicaciones, una línea de vida temporal es lo que necesito ya que puedo llevarla de un lugar a otro. Mientras que si las tareas a realizar son en la misma cubierta, lo más adecuado sería instalar una línea de vida permanente.
  3. Los días que vamos a utilizar nuestra línea de vida también son un factor importante a la hora de decidir, ya que si se realiza un uso esporádico sufren menos desgaste que si se utilizan todos los días, por lo que tendríamos que tener en cuenta la vida útil que nos indica el fabricante.
  4. La longitud de las líneas de vida temporales varía de unos modelos a otros, por ello no es necesario cargar con una línea que mida 30 metros si por ejemplo solo necesitamos un recorrido de 20 metros.
  5. Otro factor importante es saber el número de usuarios que tienen que trabajar en la misma línea de vida temporal, ya que nos podemos encontrar con líneas que admiten un máximo de 2 usuarios y otras que llegan hasta los 4.

Desde Proalt os recomendamos que antes de adquirir una línea de vida temporal penséis cuál de ellas es la solución más adecuada a vuestras necesidades teniendo en cuenta las tareas y trabajos a realizar. En caso de duda estaremos encantados de ayudaros.